Segunda residencia

En cuantas ocasiones has llegado a tu vivienda para disfrutar de unas relajadas y merecidas vacaciones y al llegar encuentras que un problema inesperado va a retrasar tu ansiado relax… Una humedad inesperada, un desagüe atascado, un grifo que pierde, una persiana rota….

Son de las cosas más pequeñas que pueden pasar, pero una vivienda vacía no se salva de un mantenimiento y aunque su uso no sea diario la verdad es que todo se estropea más frecuentemente por este motivo.

Muchas de las reparaciones si no se atienden rápidamente pueden acarrear un problema mayor, más costoso económicamente y mas laborioso de solucionar. Por ello es muy conveniente la revisión y mantenimiento mínimo de la vivienda y poder evitar que una simple avería no se convierta en una obra o dolor de cabeza innecesario.

Otro de los mayores miedos a tener una vivienda vacía, es que llegue el día de tu esperado relax y te encuentres con un inquilino no autorizado y que no puedas entrar en tu propia vivienda.

Desafortunadamente hoy es el pan de cada día y una vivienda desalojada mucho tiempo, con correo en el buzón, sin movimiento alguno visual en la vivienda, es propicia a este tipo de problemas.

En Nesa Services te lo ponemos fácil, Queremos ayudarte a que tus vacaciones sean eso, vacaciones y relax.

Por ello nos encargamos de visitar tu vivienda periódicamente mientras este vacía, hacemos una inspección a fondo en busca de algún problema que pueda ocurrir, confiscamos su correo, ventilamos la vivienda, comprobamos grifos, ventanas, persianas ….

Tras nuestra visita recibirás un inventario fotográfico y un informe del estado de la vivienda y de esa manera usted podrá tener la tranquilidad que incluso a kilómetros de distancia la vivienda esta totalmente en orden.

En caso de algún imprevisto a solucionar en la vivienda le pondremos al corriente de manera urgente y si lo desea nos podemos hacer cargo de la gestión para la reparación. De esta manera evitara desplazamientos innecesarios y que el problema quede solucionado sin agravarse por el tiempo a ser reparado.